miércoles, 14 de julio de 2010

La Moral Estoica

Desde un punto de vista moral el estoicismo contempla las siguientes características:

- Principio de Conciliación (Principio de Oikéiosis –Conciliación, apropiación-): Para los estoicos todos los seres vivos están dotados de un principio de conservación; el cual se posee de manera instintiva. Por lo tanto, evitamos lo que nos perjudica y procuramos lo que nos es beneficioso.

Según esta concepción el bien es todo aquello que nos ayuda a la conservación del ser; lo malo es lo que conlleva al daño del ser. Para los estoicos el ser vivo debe vivir según su naturaleza; y, la naturaleza del hombre es racional y su esencia es la razón. El hombre al poner en práctica el principio de conservación esta siendo racional

- Los bienes y los males son indiferentes: Los estoicos hacen distinción entre la virtud y lo malo. La virtud implica un crecimiento de la razón; el mal perjudica a la razón (Logos). Las otras cosas: fama, dinero, títulos; entre otras, no son buenas o malas en sí son solo moralmente indiferentes.

Sin embargo, posteriormente los estoicos añaden al concepto de moralmente indiferentes a las que son beneficiosas o no para el cuerpo. Las cosas indiferentes beneficiosas al cuerpo son beneficiosas; caso contrario, son para el cuerpo negativas, sin dejar de ser indiferentes.

- El principio de las cosas perfectas y los deberes: Los deberes son acciones convenientes. Las acciones moralmente perfectas sólo pueden ser hechas por los sabios; pues ellos anteponen la razón a todo. Por lo tanto, el sabio siempre hace lo perfecto. El sabio alcanza esta perfección al desarrollar la razón; anteponiendo la razón a las pasiones. El sabio es apático a las pasiones. Un sabio no debe experimentar ningún tipo de sentimiento hacia los otros hombres: ya que los sentimientos son vicios que perjudican la razón. De esta manera, para los estoicos el ideal del sabio es la impasibilidad o apatía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada